Honda PCX 150

MARCA: Honda

MODELO: PCX 150

Con tres años en el mercado argentino y muy afianzado debido a sus cifras de venta, el PCX150 pateó el tablero con un diseño mucho más moderno y sofisticado. Lo escuché por ahí y es cierto, no era vital este cambio de imagen, ya que su ahora predecesor todavía lucia joven y fresco. Sin embargo, el cambio generacional ya se había dado a nivel global y estás situaciones también hay que analizarlas sentados del otro lado del mostrador, en este caso del de la marca, que no quiere ni puede perder a un solo cliente. ¿Cómo es esto? Simple, el usuario de un PCX con dos o tres años de antigüedad y que se ve en la necesidad de cambiar su unidad por el simple hecho de no quedarse en años, por ejemplo, no encontraba en la marca del ala “el reemplazo natural” a su PCX y muchos de ellos pensarían lógicamente en cambiar de marca y modelo antes de reemplazar su scooter por uno igual, pero 0km.

Atentos a esta situación y a que realmente en grandes ciudades como Buenos Aires un 150 cc es más que suficiente, consideraron conveniente la actualización de su scooter Premium de baja cilindrada. Más aún cuando ese modelo goza de una respetadísima reputación entre sus usuarios.

A favor

Diseño moderno

Neumáticos más anchos

Bajísimo consumo

Capacidad de carga mejorada

En contra

Sin ABS

Sin gatillo de passing

Ubicación invertida bocina/intermitentes

Reflejos molestos en instrumental

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Honda

MODELO: PCX 150

Ponerse a los mandos de este Hondita es toda una experiencia de comodidad, la postura relajada de piernas que ofrece la doble plataforma del piso es propia de segmentos superiores. Este scooter es de esos que no discriminan talla ni género de piloto, cualquiera se sentirá cómodo sobre él, y sus solo 764 mm de altura asiento-suelo serán una muy buena noticia para los de contextura más pequeña. Nuestro pasajero también gozará de una destacada comodidad (sin olvidarnos que se trata de un 150), gracias a los comentados nuevos pedalines, asiento y al juego de asas ocultas.

Frente a nosotros, otra de las novedades de este PCX, el instrumental 100% digital con iluminación en negativo. Fácil y rápida lectura para una dotación de información sin faltantes: velocidad, nivel de combustible, reloj horario, odómetro total/parcial y medidor de consumo promedio, siendo este último el dato que agrega respecto a la generación anterior del scooter. Como crítica, se ve afectado por reflejos al incidir de manera directa la luz del sol sobre el acrílico, seguramente por su plano casi horizontal.

Algo que personalmente nunca me gusto del PCX es su manillar “desnudo” y tanto cromado sobre él. Si bien continuamos con un manillar sin cobertor plástico, ahora el impacto no es tan violento ya que se suprimió un poco el cromado en la zona de fijación del mismo. A los comandos ya hicimos mención, pero no aclaramos que son nuevos para el modelo, con botones más grandes de excelente tacto y funcionamiento. Muy buena nota para los espejos, que una vez regulados ofrecen una visión total de lo que sucede a nuestras espaldas. Sigue siendo de la partida el arranque sin llave y mediante un comando giratorio de funciones que se complementa con un llavero presencial. Una vez acostumbrados, resulta muy práctico y rápido poner en marcha el scooter, abrir el hueco bajo asiento o destrabar la tapa del tanque con solo manipular este comando giratorio.

Como siempre decimos, la capacidad de carga es uno de los aspectos que deberíamos tener en cuenta al momento de evaluar la compra de un scooter. En ese sentido, el PCX siempre fue un referente y la gama 2019 vio incrementada su capacidad bajo asiento, con un hueco que cubica 28 litros de capacidad y que permite alojar sin problemas un casco integral y varias cositas más sobre una segunda superficie sobre elevada. De lo mejor.

Más capacidad para la guantera porta objetos del frente, con más profundidad y manteniendo la toma de carga de 12v para dispositivos móviles. Algo a tener en cuenta es que no tiene cerradura, por lo tanto hay que utilizarla solamente para guardar objetos durante el viaje. El mecanismo de apertura y cierra de esta gaveta es toda una delicia y demuestra la calidad en las terminaciones de este PCX. El único “pero” que le podríamos achacar en cuanto a capacidad de carga tiene que ver directamente con el diseño, ya que no cuenta con un piso plano ni con gancho para bolsas. En lo que sería el “túnel” entre nuestras piernas se ubica la boca de carga del tanque, con una conveniente capacidad de 8 litros. Esta posición baja y central del depósito de combustible beneficia el reparto de pesos y baja el centro de gravedad de la moto; además de mantener libre de gases de combustible a los objetos que transportemos en el hueco bajo el asiento.

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior
  • Capacidad de baúl