Royal Enfield Himalayan

MARCA: Royal Enfield

MODELO: Himalayan

Royal Enfield, la marca más antigua del mundo en producción continua, desembarcó por estas pampas haciendo mucho ruido en el sector. La verdad, no es para menos, ya que a la mística que encierra una marca de este calibre debemos sumarle, por un lado, el apoyo comercial del Grupo Simpa para montar uno de los concesionarios exclusivos más grande del mundo y, por otro, la importante y agresiva política de precios. No me quiero ir por las ramas y sacarle el foco a la protagonista de estas páginas, pero si les voy a recomendar a todos los aficionados a las motos (sea cual sea tu marca favorita) que se den una vuelta por el local de Vicente López porque es realmente un lugar increíble, con una atención de primera y que despierta los sentidos de los que respiramos moto.

Respecto de la Himalayan, basta con decir que estamos ante una verdadera multipropósito. Debo reconocer mi incredulidad cuando la vi por primera vez porque pensé que se trataba de una moto rústica y antigua que poco tenía para ofrecer de nuevo. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que con solo la primera tarde a bordo descubrí con sorpresa una moto apta tanto para el día a día como para largos viajes y que no cuenta con rivales directos en nuestro mercado.

A favor

Confort de marcha incluso a dúo

Torque desde bajas RPM

Robustez general

En contra

Falta mordiente en freno delantero

Cambios de dirección lentos e imprecisos

Vibraciones en la zona del faro

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Royal Enfield

MODELO: Himalayan

Al ponernos a sus mandos y disfrutando del mencionado mullido de su asiento, observamos un instrumental muy completo y de fácil lectura. Tres esferas analógicas para velocímetro, tacómetro (algo pequeño) y nivel de combustible más dos pantallas lcd para la computadora de a bordo (odómetro, dos trips con velocidad promedio en cada uno, reloj horario, temperatura ambiente, marcha engranada) y otra para una muy acertada brújula dada las cualidades aventureras del modelo. Los comandos en las piñas son de buena calidad y funcionamiento, solamente es para reprochar la falta de un interruptor de balizas. Los espejos son los clásicos redondos que gracias a unos brazos soporte suficientemente largos se dejan regular fácilmente para obtener una correcta visión de lo que sucede detrás.

El ancho manillar en posición apenas más elevada de lo convencional ofrece una posición relajada de brazos y un dominio total al conducirla de pie sobre caminos off-road. Ergonómicamente es apta para casi cualquier talla de piloto, incluso los más bajos podrán pisar fácilmente el piso. Las formas del tanque de 15 litros (con tapa rasante con bisagra y cerradura) acoplan las piernas del piloto y permiten dominar la moto al estar de pie. La ubicación de los pedalines (revestidos en goma y con revestimiento desmontable para piloto) asegura una flexión relajada de piernas para ambos ocupantes.

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior
  • Capacidad de baúl