noticias |

Así es la BMW F 900 R 2020

La nueva BMW F 900 R al detalle. Tras la renovación de la gama trail llegó el turno a los modelos de calle, ofreciendo este nuevo modelo que se complementa con su hermana la F 900 XR.

BMW decidió renovar sus modelos bicilíndricos de gama media hace un par de temporadas comenzando por las versiones de más éxito comercial, las trail. La renovación de estos modelos dotados de un motor de cilindros paralelos no se restringió simplemente a una actualización, sino que supuso un cambio completo debido a la llegada de un motor totalmente nuevo y de un chasis de estructura también distinta.

Ahora llegó el turno de los modelos de calle, y en concreto a la BMW F 800 R, que desaparece como tal para aumentar de capacidad y convertirse en la BMW F 900 R. Además, la versión naked se complementó con otra, la BMW F 900 XR, que no sólo dispone de un carenado que la da un aspecto muy similar a su hermana mayor, la BMW S 1000 XR de cuatro cilindros, sino que tiene otras variaciones respecto a la roadster.

La base de la nueva BMW F 900 R es la versión trail, de la que se ha tomado la estructura general del motor y el bastidor, pero en ambos casos con importantes modificaciones. Para empezar el motor de la BMW F 850 GS ha aumentado desde los 853 cc originales hasta 895 cc. Para ello se aumentó el diámetro de los cilindros dos milímetros hasta llegar a 86 mm. La carrera se mantuvo inalterada en 77 mm. Junto a este aumento del diámetro se ha trabajado en la culata, que dispone de un mecanizado diferente para aumentar la relación de compresión desde los 12,7:1 anteriores a 13,1:1. Este trabajo se ha conjuntado con unos nuevos pistones realizados por forja en vez de por fundición como antes.

El resultado de estos cambios es un aumento de la potencia que ofrece el propulsor de la BMW F 850 GS, desde sus 95 CV a 8.250 rpm a 105 CV a 8.500 rpm. Estos 10 CV no han supuesto una pérdida de par a medio régimen, cuyo valor máximo sigue siendo de 92 Nm, ahora a 6.500 rpm, 250 rpm más que antes.

La BMW F 900 R integra un motor basado en la actual BMW F 850 GS, lo que quiere decir que difiere claramente del que hasta ahora empleaba la BMW F 800 R, que procedía de la primera generación de bicilíndricos paralelos de la marca. El calado del cigüeñal es de 270˚, lo que asimila su pulso al de un motor en V a 90˚, y se sustituyó el sistema de control de las vibraciones anterior, formado por una tercera biela, por uno más habitual con dos ejes de equilibrado contrarrotantes colocados a ambos lados del cigüeñal. En la culata se mantiene el sistema de distribución de doble árbol con las válvulas accionadas por medio de balancines para reducir el peso y la inercia del sistema.

Un aspecto en el que la BMW F 900 R se diferencia de muchas de sus rivales es el sistema de lubricación, ya que el motor cuenta con un cárter seco, que permite reducir la altura del motor y que es muy práctico en los modelos trail para poder bajar su posición manteniendo una buena distancia libre al suelo. En realidad, el propulsor tiene el lubricante en su interior, pero no debajo del cigüeñal sino en un depósito aparte del que sale con una bomba suplementaria.

La transmisión de la BMW F 900 R no cambia en su aspecto mecánico respecto a los motores de los que parte, y el embrague dispone de un sistema que limite el par proveniente de la rueda trasera en los cambios y las retenciones, y que hace que deslice cuando alcanza un valor excesivo, de manera que se evita el bloqueo de la rueda posterior. Ahora se ha incorporado un sistema adicional para ayudar tanto en las reducciones bruscas como al cerrar de golpe el puño de gas. Aprovechando la presencia del acelerador electrónico, si el sistema interpreta que la rueda trasera puede bloquearse, abre rápidamente las mariposas del acelerador durante un instante.

La conjunción del embrague antibloqueo con este sistema de control de la reducción de par, denominado MSR, permite que como opción la BMW F 900 R disponga de un asistente de cambio electrónico que facilita su manejo, ya que no es necesario accionar el embrague para cambiar de relación en ninguno de los dos sentidos, ni tampoco ayudar con el acelerador para evitar bloqueos. El sistema electrónico se encarga de todo excepto de accionar la palanca, asegurando transiciones suaves y controladas incluso cuando se reducen de golpe variar relaciones de cambio.

La nueva BMW F 900 R dispone de un paquete electrónico de primer nivel, con la base principal de serie en el modelo base y una segunda implementación ajustable como paquete opcional. En el primer grupo se encuentran dos modos de conducción, rain y road, el sistema ABS y el control de tracción, que se adaptan entre ellos al modo elegido.

En el paquete opcional llegan los modos Pro, formados por los modos Dynamic y Dynamic Pro que actúan en conjunto con un control de tracción, sistema ABS de funcionamiento en curva, que son más elaborados debido a la mejora de la unidad de toma de datos y la llegada del sistema MSR.

El chasis de la BMW F 900 R es de acero, y sigue en su parte delantera una línea muy similar a que tiene el del de la BMW F 850 GS, con dos vigas fundidas descendentes y el motor anclado por delante y detrás de los cilindros para que ejerza una función estructural. Sin embargo, la parte trasera es algo distinta, especialmente el subchasis posterior que está atornillado y tiene diferente anclaje para los estribos del pasajero. Respecto a la doble viga que empleaba la BMW F 800 R hay una diferencia substancial, y es la posición del depósito de gasolina, que pasa de estar situado en el centro de la moto, debajo del asiento, a ocupar el lugar habitual encima del motor. Se ha realizado en plástico por primera vez en una moto.

El basculante de aluminio es similar al de sus hermanas trail, con el amortiguador anclado directamente en su puente central en una posición bastante inclinada gracias a la desaparición del depósito de gasolina de su anterior ubicación. En su versión estándar el amortiguador puede regularse en precarga e hidráulico de extensión, pero existe la posibilidad de incorporar el sistema ESA de ajuste electrónico. El sistema ESA actúa en conjunción con el resto de la electrónica de la moto y ajusta tanto la precarga del muelle como el funcionamiento de los sistemas hidráulicos.

La carrocería de la BMW F 900 R tiene un nuevo diseño más cargado hacia la parte delantera, con una zona trasera muy corta en la que el asiento está situado a 815 mm de altura. Las ópticas son LED y en el mismo faro delantero que integra las lámparas convencionales y la que forman la luz de día, se integran dos focos que permiten iluminar las curvas cuando la moto se inclina más de 7˚y la velocidad supera los 10 km/h. El cuadro de instrumentos está formado por una pantalla TFT en color de 6,5”, similar a la que emplean otros modelos de BMW, y con un diseño gráfico basado en el de la BMW S 1000 RR. Con los modos de conducción opcionales se ofrecen visualizaciones opcionales como el ángulo de inclinación, la deceleración o tiempos por vuelta. También es posible interconectarla con el teléfono mediante conexión Bluetooth y existe una App de la marca, además de la llamada de emergencia también disponible bajo suscripción en otros modelos. La llave de contacto es electrónica.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: