consejos |

Cómo cambiar el aceite de la horquilla

La horquilla va perdiendo eficacia con el uso, pero como lo hace de manera constante y muy poco a poco no te das cuenta. Un cambio de aceite la devuelve a sus parámetros originales.

Cambiar el aceite de una horquilla no es una tarea precisamente sencilla en la mayoría de los casos. En algunas horquillas antiguas, sin sistemas hidráulicos de cartucho, es posible encontrar aberturas de desagüe con un tornillo en la parte inferior de las botellas, que facilitan la operación, pero las horquillas actuales requieren que las extraigas de la moto, lo que representa un trabajo extra y obliga a contar con un soporte para que la moto se quede apoyada sobre la tija.

La primera operación es sacar las dos barras, para lograrlo hay que sacar la rueda delantera, el guardabarros, los frenos y soltar tanto la tija como la placa de la dirección. Por lo tanto hace falta un completo juego de herramientas con las que soltar todo esto, además de aflojar el tapón superior. Una vez que la horquilla está fuera, hace falta una bandeja en la que derramar el fluido viejo, material de limpieza, de medición y obviamente el líquido nuevo. Toda una obra.

Consejo cambiaraceitedehorquilla 4

Paso 1. Sacar la horquilla es lo primero y más complicado. Hace falta un soporte para la parte delantera, unas borriquetas o colgarla del techo con unas cinchas. Aprovecha para limpiar las zonas escondidas y acordate de aflojar un poco el tapón antes de aflojar la tija.

Paso 2. El tapón ya está flojo antes de sacar la horquilla. En las horquillas que tienen la regulación del hidráulico en el tapón no sólo hay que desenroscarlo, sino que hay que quitar el casquillo, y para eso necesitas un útil específico. Entones ya puedes sacar el muelle.

Paso 3. Ahora vuelca poco a poco el contenido de la horquilla. Puedes colocar un colador y vigilar la presencia de partículas metálicas. Como se quedará algo de fluido en cartuchos y válvulas hay que comprimir y expandir la barra para sacarlo todo.

Paso 4. Para rellenar, si sabemos el volumen de líquido que hay que meter no hay más que agarrar una pipeta y medir. El nivel de líquido es algo con lo que se puede jugar, porque cuanto más pequeña sea la cámara de aire más se irá endureciendo la horquilla al final.

Paso 5. Hay que volcar la pipeta por la parte superior. Si no tenes una puedes usar las marcas de los recipientes de líquido para controlar el volumen. Luego hay que cebar los hidráulicos, comprimiendo y extendiendo suavemente. Deja la horquilla comprimida del todo.

Paso 6. Podes comprobar el correcto volumen del líquido midiendo la altura a la que queda desde la parte superior de la horquilla. Tenes que hacerlo sin el muelle y con la horquilla comprimida al máximo. Lo puedes hacer también con un pie de rey normal.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: