noticias |

¿Por qué este fabricante de motocicletas eléctricas se declaró en quiebra?

La marca de motocicletas eléctricas anunció que desaparecerá del mercado donde había logrado diferenciar de sus competidores por presentar modelos, entre otros rasgos, con estética minimalista.

Cake, el fabricante sueco de motocicletas eléctricas, no atraviesa sus mejores días y su futuro parece pender de un hilo. Su horizonte esperanzador se transformó en una utopía debido a que, se ha declarado en quiebra, y su desaparición del mercado donde se planteó como prometedora sería un hecho.

cake motocicletas eléctricas

Los motivos del destino marcado para la marca especialista en la fabricación de modelos EV todoterreno, livianos y de alto rendimiento son varios. Lo llamativo es que hace poco tiempo había anunciado luz verde para comenzar con la entrega de su última moto, la Bukk. En un reciente comunicado de prensa a finales de enero, además, ha revelado sus planes de expansión en países de Europa para ganar mayor presencia en el Viejo Continente.

Te puede interesar
Motos eléctricas en llamas: ¿por qué se pueden llegar a incendiar?

Cake 100% motocicletas eléctricas

“La marca se ha autoimpuesto acelerar hacia una sociedad de cero emisiones, combinando emoción con responsabilidad, y en este sentido la escena deportiva tiene un enorme potencial para trasladar este mensaje. Esta iniciativa es crucial para tener la capacidad de vencer a las motocicletas tradicionales en su propio territorio, convertirse en un claro comienzo para incluso mirar, considerar y poder obtener su primera máquina de carreras eléctrica”, ha explicado.

cake motos electricas 3

revista lamoto digital

Cake había avisado que, a su vez, comenzaría a sustituir las baterías de 264 unidades de los modelos Cake Kalk&, Kalk Ink& y Kalk:work por otras nuevas. Entre las principales razones del cambio de las unidades de potencia figuran que, estos modelos fabricados entre 2018 y 2023 por la marca de motocicletas eléctricas, serían defectuosos y presentan serios riesgos de incendiarse.

Te puede interesar
TVS y BMW Motorrad desarrollan en conjunto: ¿y se beneficia Norton?

Los motivos de quiebra de Cake

Entre las causas por las que la compañía de motocicletas eléctricas se declaró en quiebra debido a la falta de apoyo, imposibilidad de hallar financiación para la producción a futuro y la salida de un importante inversor. Según el director general de la casa sueca, Stefan Ytterborn, explica que esta situación crítica también se debe a que se ingresó en una etapa “recesión”.

“No es una sino varias circunstancias las que han provocado que acabemos en esta situación. Las cuestiones climáticas ya no son el centro de atención, estamos en una recesión. Se trata de nosotros, pero también del ecosistema del capital riesgo. Por el momento está completamente muerto, no hay interesados ​​en la fase posterior en la que se encuentra Cake”.

Te puede interesar
Kawasaki y las motos eléctricas: ¿Cuántas se vienen en 2023?

Para subsistir en el actual mercado de la movilidad en dos ruedas, el fabricante de motocicletas eléctricas requiere 80 millones de coronas suecas, lo que traducido en euros significan unos 7 millones. Hasta el momento, funciona gracias a la mano de obra proporcionada por 139 empleados que todavía aguardan por el cobro de la nómina de enero 2024, mientras su futuro laboral es incierto.

cake motos electricas 2

Otras de las cuestiones adversas que llevaron a Cake a declararse en quiebra es el carecimiento de distribuidores a nivel mundial, provocando una falta de promoción de sus productos. Esto hace que eventuales clientes interesados en la compra de estas motos no puedan, entre otras razones, no puedan probarlas los modelos ofrecidos.

Te puede interesar
Las motos eléctricas salen de la ciudad: ahora también atacan al barro

Cifras poco alentadoras

Un dato agravante de esta realidad y no menor es el último informe de ventas de la marca de motocicletas eléctricas, el cual ha presentado cifras muy poco alentadoras. Según este relevamiento de ganancias, en 2023 apenas se matricularon unas 6.000 unidades, aunque el techo de exigencia para poder ser una marca rentable estaba fijado en una cifra superior. Es decir, para ser una marca con fidelidad el promedio de comercializaciones debía oscilar entre los 7.500 y 10.000 motos por temporada.

Te puede interesar
Maeving RM1: la moto eléctrica que rompió las ventas antes de su lanzamiento

Cake es una marca de motocicletas eléctricas relativamente nueva en el mercado de los vehículos libres de emisión de carbono. Nació hace menos de una década tras ser fundada en 2016, y su imagen reconocida en el ámbito eléctrico se debe a sus distinguidas motos con un aspecto funcional y nombres de aspecto extraño como “Kalk”, o el mencionado “Bukk”.