Kiden KD250-V

 Videos

¡Seguinos en nuestro canal de YouTube y activá la campanita!

Características

Kiden presenta el segundo modelo con el que, por ahora, completa su catálogo para nuestro país. Se trata de la Kiden KD250-V, un modelo que por sus características no tiene actualmente un rival directo en nuestro mercado y que es una opción a tener en cuenta para los amantes de las café-racer.

Para quienes todavía no conozcan a Kiden como fabricante de motos, debemos contarles que es parte del conglomerado chino Tayo, el mismo que es propietario de Zontes, dato importante para entender un poco la calidad que maneja esta marca. Localmente, Mar Maquinarias es la firma que representa a esta importante marca china y que ensambla este modelo y, la street KD150 que tan buenas sensaciones nos dejó, en su planta de Boulogne.

Kiden KD250-V

Muchos detalles dan cuenta de la inspiración café-racer que la firma utilizó para esta Kiden KD250-V, como ser: las llantas de rayos cruzados (con los rayos “retorcidos” que le otorga un toque especial), un cobertor de la plaza trasera que simula un sillín monoplaza y hasta el faro principal de forma redonda y tecnología halógena, que debemos mencionar tiene un rendimiento bastante “justito”. Después tenemos los componentes ya de percepción y funcionalidad moderna, como puede ser el resto de iluminación de tecnología led, el freno a disco para ambos ejes, una horquilla invertida acabada en dorado y hasta unos espejos montados sobre la punta del manillar, un recurso bastante utilizado por estos días y de gran auge en la industria “after-market” para equipar distintos modelos.

Te puede interesar
Kiden KD150-Z

A favor

Estética café racer
Inyección electrónica

En contra

Visibilidad de espejos
Accionamiento duro de caja

La ergonomía se aleja de lo dictado por el café-racer, y reemplaza los clásicos y radicales semimanillares por un manillar de decente curvatura que beneficia en una postura erguida a sus mandos. Lo mismo ocurre con los pedalines, con una posición más adelantada y confortable de lo que uno podría esperar en una moto de estas características. En síntesis, un triángulo ergonómico (pedalines – asiento – manillar) muy confortable y descansado, ideal para aquellos que elijan a esta Kiden KD250-V como su compañera de uso diario.

Te puede interesar
Así luce la Honda Dominator V13

Kiden KD250-V

El asiento, como ya mencionamos, viene decorado por un cobertor desmontable de la plaza del pasajero, elemento que termina siendo toda una seña de identidad para el modelo. Si bien no se trata de un asiento demasiado generoso en su tamaño, la comodidad ofrecida es suficiente para los traslados cotidianos, mientras que su distancia al suelo es de solo 778 mm.

Respecto a lo estético, de suma importancia en una moto de este estilo, recurre a un tapizado plástico de una apariencia visual convenientemente cercana al cuero. Es decorado por una trama de rombos y se ve coronado por un “respaldo lumbar” fijado el cobertor de la plaza del pasajero. Ya que nombramos al segundo a bordo, cabe señalar que la comodidad ofrecida para él es suficiente para los traslados cotidianos en esta Kiden KD250-V.

Kiden KD250-V

Como corresponde a una moto de “corte clásico”, el instrumental queda a cargo de un solo dispositivo circular, pero que atendiendo a los tiempos que corren, presenta la información en formato digital. Con la info justa y necesaria, pero sin faltantes, nos presenta la velocidad, rpm, marcha engranada, nivel de combustible, odómetro total / parcial y reloj horario, siempre en una retro iluminación en negativo

Te puede interesar
La “Anti – Bajaj NS” está lista para ser lanzada

Los comandos en las piñas son de calidad promedio, de buen tacto y funcionamiento, los cuales incorporan un interruptor de balizas pero ubicado en el sitio del passing de luces, una ubicación poco intuitiva y que requiere cierto período de adaptación para encontrarlo de manera rápida ante una necesidad. Al contrario de lo que pensábamos a priori, la visibilidad ofrecida por los espejos es muy buena. No obstante hay que acostumbrarse, sobre todo en el tráfico urbano, porque sobresalen demasiado y no vamos a querer estrellarlos contra nada.

Kiden KD250-V

Atendiendo directamente a lo práctico y funcional, y dejando lo estético de lado, Kiden equipa con caballete central de serie a esta Kiden KD250-V, elemento q se agradece para las tareas de mantenimiento como así también para estacionarlas en determinadas situaciones.

Te puede interesar
Honda GLH 150

Ficha técnica

MOTOR
Tipo Monocilíndrico. 4T
Distribución OHV, 2 válvulas
Alimentación Inyección electrónica
Refrigeración Aire
Diámetro x carrera 65,5 mm x 68,2 mm
Cilindrada 223 cc
Potencia declarada 17 CV a 7.500 rpm
Torque declarado 16,5 Nm a 6.500 rpm
Rel. de compresión 9:1
Arranque Eléctrico / Patada
TRANSMISIóN
Caja 5 velocidades
Embrague Multidisco en baño de aceite
Transmisión Final Cadena
CHASIS
Configuración Cuna simple en acero
SUSPENSIONES
Delantera Horquilla invertida
Recorrido n/d
Trasera Juego de amortiguadores hidráulicos
Recorrido n/d
FRENOS
Delantero Disco, pinza 2 pistones
Trasero Disco, pistón simple
NEUMáTICOS
Delantero 90/90-17
Trasero 130/70-17
DIMENSIONES
Largo / ancho / alto 2.044 / 737 / 1.126 mm
Distancia entre ejes 1.364 mm
Altura del asiento 778 mm
Distancia del suelo 180 mm
OTRAS CIFRAS
Dep. de combustible 20 L
Peso 138 Kg en vacío
Velocidad máxima 120 kmh

Te puede interesar
Las 10 mejores Street de hasta 150 cc del mercado

Velocidad máxima

La Kiden KD250-V es una moto que evoca a las café-racer del pasado pero desde el plano estético y de estilo, pero que no busca la performance con un motor ajustadísimo, sino que más bien apuesta a la fiabilidad. De esta manera, pudimos registrar una velocidad máxima de 120 km/h que consigue fácilmente gracias al correcto escalonamiento de su caja.

Motor

Lógicamente, la denominación Kiden KD250-V proviene de la capacidad de su motor, aunque para ser exactos cubica unos 223 cc. Se trata de un monocilíndrico de 2 válvulas, refrigerado por aire, asociado a una caja de 5 marchas y con inyección electrónica de combustible firmada por Continental. Es un bloque que, como ya mencionamos, no destaca por sus prestaciones, y sus 17 HP a 7.500 rpm así lo avalan.

Kiden KD250-V

El punto fuerte de la Kiden KD250-V es su autonomía, más propia de un modelo Adventure que de una Street, gracias a su tanque de 20 litros de capacidad y a un consumo promedio del orden de los 3,5 lts cada 100 kms recorridos. Literal, nos olvidamos de que era pasar por la estación de servicio. La puesta en marcha en frío, mediante la patada o el arranque eléctrico, es muy sencilla y de inmediato se nota el trabajo de la inyección electrónica con un ralentí parejo.

Te puede interesar
Bajaj trabaja en una nueva generación de Pulsar/Rouser

Si queremos o necesitamos imprimir un manejo más picante, encontraremos lo mejor de este mono pasando el medio régimen, momento a partir del cual el comando de caja se siente más a gusto con un accionamiento no tan duro como manifiesta a bajas rpm. Las vibraciones están dentro de las esperables para un monocilíndrico de estas características, no siendo una mala idea haberle incluido una, aunque sea delgada, superficie de goma a los pedalines.

Kiden KD250-V

El chasis es uno de cuna simple en acero con el motor como elemento portante, asociado a un basculante de doble brazo construido en el mismo material. Respecto a las suspensiones, encontramos delante una horquilla invertida, mientras que detrás un juego de amortiguadores es asistido por gas. Es un conjunto que se comporta bien (aunque la suspensión trasera a veces parezca un tanto seca) y donde el peso total de esta Kiden KD250-V no es un problema, con 138 kg declarados. Con las suspensiones sucede un poco lo mismo que con lo mencionado con la ergonomía, a contramano de lo que uno esperaría en una café-racer. El seteo de las mismas priorizan el confort de marcha, sin desentonar con las prestaciones de la moto.

Te puede interesar
Kiden llegó con el respaldo de una empresa con amplia trayectoria. ¿Se viene Haojue?

En 17” para ambos ejes, las llantas de rayos cruzados visten de la mejor manera a este tipo de motos. Pisada de 90 adelante y de 130 atrás, para unos neumáticos de aspecto moderno y deportivo que sufren cuando el asfalto pierde adherencia. Por el lado de los frenos, encontramos disco en ambos ejes, con una pinza de doble pistón adelante y de simple detrás. Equipamiento y funcionamiento acorde a las prestaciones de la Kiden KD250-V.

Fotos

Moto café racer no es para cualquiera Kiden KD250-V Kiden KD250-V Kiden KD250-V Kiden KD250-V

Opinión y crítica de usuarios