Zanella ZR 150

Características

La línea on-off está compuesta por la Zanella ZR 150 (la protagonista de este contacto), la ZR 200 y la ZR 250 LT. La zaga recibió actualizaciones en materia de diseño, calidad de materiales y componentes. El objetivo de la marca de Caseros es ofrecer un producto con mejores argumentos para pelear el liderazgo en uno de los segmentos más calientes del mercado local.

Zanella ZR 150 off road

Una de la actualizaciones recibidas por la Zanella ZR 150 es el nuevo grupo óptico delantero, que cambió su forma y creció en superficie. Es de tecnología halógena, impoluta transparencia y aceptable poder lumínico. Al cambiar tan drásticamente el faro, la máscara tuvo que adaptarse a las circunstancias manteniendo líneas marcadamente angulosas. Acompañan el conjunto los nuevos intermitentes de particular diseño minimalista (en forma de punta de flecha con el centro ciego), tulipa transparente y tecnología led.

Por debajo es de la partida el ya conocido guardabarros elevado, de buena calidad y construido en material resistente a los impactos y que, para nuestra sorpresa, se mostró firme a velocidades de autopista no presentando el clásico “flameo” ni vibraciones. Como en toda “pseudo enduro”, la horquilla de la Zanella ZR 150 es de largo recorrido es protagonista (sin fuelles plásticos para proteger los barrales de 37 mm). Otro infaltable es la rueda delantera de 19”, con llanta de acero y rayos cruzados. El equipo de freno delantero monta un generoso disco simple mordido por una pinza de doble pistón.

Te puede interesar
¿Zanella vuelve a producir motos?

Zanella ZR 150 diseno

El lateral de la Zanella ZR 150  no aporta nada nuevo en términos de diseño y mantiene el espíritu espartano tan característico de este tipo de motos. Donde observamos las novedades es en las gráficas presentes tanto en las tapas laterales del tanque como así también en las cachas debajo del asiento. Creemos que a las gráficas les habría quedado muy bien un diseño más jugado y moderno.

En cuanto a los colores disponibles, cabe señalar que, además de blanca como nuestra unidad de prueba, la Zanella ZR 150 puede ser roja o negra. Ya que hablamos de colores, es muy variada la combinación elegida. El chasis de cuna simple es negro brillante, el basculante negro mate, y el grupo motor posee sus tapas laterales gris oscuro y el cilindro gris claro.

Te puede interesar
Zanella y su peor momento

Zanella ZR 150 motor

El depósito de combustible color negro mate es de formas convencionales y de probada ergonomía. Alberga 10 litros de combustible y el mismo se reposta mediante una –muy bienvenida– tapa rasante con bisagra y cerradura. Acompañan y embellecen al tanque las ya mencionadas tapas laterales con forma tipo boomerang y filosas aristas.

A favor

Diseño actualizado
Medidor de combustible
Inclusión de USB

En contra

Algunas vibraciones
Eficiencia de los frenos
Retroiluminación del tablero

El asiento de una pieza y niveles diferenciados es de agradable mullido, correcto tapizado antideslizante, amplio en ambas plazas y se extiende hasta el nuevo portaequipaje trasero construido en aluminio. Dicho portaequipaje es de robusta apariencia y presenta tacos de goma, un conjunto ideal para anexarle un buen top case “after market” para darle espacio de carga a la Zanella ZR 150 .

Zanella ZR 150 asiento

También son robustas y de generoso tamaño las asas de sujeción para el pasajero. Ambos juegos de estriberas son de acero; las delanteras incluyen una pletina de goma desmontable en la superficie de contacto con el calzado, mientras que las traseras se encuentran completamente revestidas.

Te puede interesar
¿Quién se queda con Zanella, Motomel o Corven?

El escape (muy sereno hablando de decibeles) presenta un tubo convencional con la tapa final color aluminio. El grupo óptico posterior de la Zanella ZR 150 es halógeno, de buen tamaño y presenta una correcta efectividad. Debajo de este último se hallan la luz y el soporte portapatente, ambos fijados a un resistente guardabarros. El basculante trasero está construido en acero de sección cuadrada y monta una suspensión monoamortiguador regulable en la precarga del resorte. La rueda trasera de 17” se detiene mediante un equipo de freno a disco con pinza de doble pistón.

Montarse a la Zanella ZR 150 no supone mayores problemas para los de talla media en adelante, ya que es levemente más acotada la distancia asiento-suelo que en una 250. Al mirar el cuadro de instrumentos nos llevamos una agradable sorpresa: incluye medidor de nivel de combustible. Bien por Zanella que incluyó este tan útil indicador que muchas motos de primera marca no tienen. El festejado indicador analógico se encuentra compartiendo cuadrante con los indicadores luminosos de luz alta/cruce, intermitentes y neutro. A la izquierda dice presente el velocímetro con odómetro total y parcial de fácil lectura, pero de precaria iluminación.

Te puede interesar
Integración nacional: ¿cuáles son los planes de Zanella?

Zanella ZR 150 tablero

El manillar es el típico que en sus extremos cuenta con puños convencionales de buen grip. Los comandos en las piñas son los presentes en la mayoría de las motos de este tipo y origen asiático, de calidad promedio y buen funcionamiento durante la toma de contacto. Un detalle exclusivo y muy práctico es la incorporación de un puerto USB para la carga del celu o el GPS, que habrá que montar con algún soporte al manillar. El cebador se presenta en la piña izquierda, mucho más cómodo que sobre el carburador como en otros modelos.

Los espejos de la Zanella ZR 150 son de forma pentagonal, de correcto tamaño y fácil regulación, pero presentan vibraciones al ralentí como así también a elevados regímenes. Las manijas de embrague y freno resultan cómodas y suaves en su funcionamiento, siendo la de freno algo esponjosa al tacto. La posición de manejo es la esperada: bien descansada, adelantada, con la espalda erguida, los codos flexionados y las piernas bien recibidas por el delgado tanque y la correcta posición de las estriberas.

Te puede interesar
Zanella GT2i

Ficha técnica

MOTOR
Tipo Monocilíndrico, 4T
Distribución SOHC, 2 válvulas
Alimentación Carburador
Refrigeración Por aire
Diámetro x carrera 56,5 x 49,5 mm
Cilindrada 149 cc
Potencia declarada 11,5 CV a 8.500 rpm
Torque declarado 0,86 kgm a 7.500 rpm
Rel. de compresión 9,0: 1
Encendido Electrónico
Arranque Eléctrico y pedal
TRANSMISIóN
Caja 5 velocidades
Embrague Multidisco en baño en aceite con accionamiento manual
Transmisión Final Cadena
CHASIS
Configuración Simple cuna en tubos de acero
SUSPENSIONES
Delantera Horquilla telescópica hidráulica
Recorrido n.d.
Trasera Monoamortiguador hidráulico
Recorrido n.d.
FRENOS
Delantero Disco, con pinza de pistón doble
Trasero Disco, con pinza de pistón doble
NEUMáTICOS
Delantero 90/90-19
Trasero 110/90-17
DIMENSIONES
Largo / ancho / alto 2.000 / 940 / 1.160 mm
Distancia entre ejes 1.375 mm
Altura del asiento n.d.
Distancia del suelo n.d.
OTRAS CIFRAS
Dep. de combustible 10 litros
Peso en orden de marcha 123 kg
Velocidad máxima 100 km/h (estimada)

Velocidad máxima

El motor de esta Zanella ZR 150 entrega de manera progresiva su potencia y que gracias al correcto escalonamiento de su caja de 5 velocidades (de comando suave y preciso) alcanza con cierta facilidad su velocidad máxima que se ubica en torno a los 100 km/h.

Te puede interesar
Zanella cierra sus puertas

Motor

El motor que impulsa a la Zanella ZR 150 es un monocilíndrico de 149 cc, 4 tiempos, 2 válvulas, alimentado por carburador y refrigerado por aire, que entrega 11,5 CV de potencia máxima. El mismo presenta arranque eléctrico y por pedal con sistema de ignición CDI con avance electrónico. Si bien la unidad con que realizamos este contacto era 0km, el arranque en frío resultó rápido y, apenas consiguió un mínimo de temperatura, el ralentí fue parejo.

Zanella ZR 150 andando

Como en la mayoría de los 150 de origen asiático, presenta algunas vibraciones especialmente a altas rpm. En contrapartida ofrece un consumo más que austero, convirtiéndose en una aliada ideal para los desplazamientos diarios por la ciudad. Es justamente en la ciudad donde se siente más a gusto, siendo ágil tanto de maniobras (gracias a sus 123 kg) como de respuesta ante el llamado impartido por el puño derecho. Decimos que el ámbito ideal de esta moto es la ciudad porque al adentrarnos en algún fuera de camino o al circular alegres por ruta/autopista fue necesario algo más de potencia; no obstante la sometimos a estas circunstancias y cumplió de manera decorosa.

Te puede interesar
Zanella Sapucai 150

Las cómodas suspensiones de la Zanella ZR 150 son de largo recorrido y se absorben cuando se presenta un bache, mostrándose una vez más como una moto ideal para la ciudad. No obstante, no se presentó hundimiento acusado de la horquilla ante frenadas excesivas del freno delantero. Recordemos que la horquilla no presenta posibilidad alguna de regulación, es por eso que Zanella optó por una configuración intermedia tirando a blanda. La suspensión trasera solo es ajustable en la precarga del resorte.

Zanella ZR 150 escape

Si bien los neumáticos son mixtos y presentan algunos “tacos”, es correcto el agarre en asfalto. El equipo de freno elegido para la Zanella ZR 150 es uno de los puntos altos del modelo, ya que monta disco en ambos ejes y ofrece un plus de seguridad en cualquier situación que se presente. Sin embargo, nuestra unidad presentaba una performance un tanto pobre en ambos trenes; pero como ya dijimos era 0km y quizá tenga que alcanzar unos cuantos km más para poder obtener su máximo poder frenante.

Fotos

Zanella ZR 150 frente Zanella ZR 150 luz Zanella ZR 150 tanque Zanella ZR 150 cadena Zanella ZR 150 arranque Zanella ZR 150 comando Zanella ZR 150 manillar Zanella ZR 150 parrilla Zanella ZR 150 colin

Opinión y crítica de usuarios