Husqvarna Svartpilen 401

MARCA: Husqvarna

MODELO: Svartpilen 401

La recientemente presentada línea de calle de Husqvarna supuso tanto aquí como en el resto del mundo una revolución en cuanto a diseño se refiere. A primer golpe de vista es fácil diferenciarlas, ya que la Svartpilen que hoy nos ocupa sigue una línea scrambler con manillar tipo “off-road” y neumáticos mixtos montados sobre llantas de rayos cruzados. Al analizar detenidamente a esta “flecha negra” (significado del término sueco svartpilen), uno entiende de inmediato que su concepción tiene como punto de partida la representación de “un estilo de vida” y una forma de entender el motociclismo que va más allá de un simple ejercicio de diseño. Sus líneas son justamente el producto de esta filosofía.

¿Te interesa COMPRAR una Svartpilen 401? Obtené la cotización La Moto dejando tus datos AQUÍ

Desde la marca aseguran que con esta moto materializaron la sencillez del espíritu original que hizo atractiva la experiencia de conducir una moto. Todo muy lindo, pero… ¿Lo lograron? No sabría decir si se trata del “espíritu original”, pero la experiencia que brinda esta “Husky” es igual a su diseño, distinta y atrevida. Su postura de conducción es determinante, lo que no significa que sea incómoda o molesta, con brazos abiertos y flexionados, espalda levemente inclinada al frente, pedalines retrasados y el asiento alto. Este combo nos deja en una posición adelantada y alta con el camino frente a nosotros. A esta particular ergonomía, a la que uno se termina acostumbrando y disfrutando, se suma el torbellino de sensaciones que despierta el explosivo monocilíndrico con el cual es muy sencillo y divertido levantar la rueda delantera en cada semáforo o derrapar la trasera en alguna esquina. Difícil de explicar con palabras, ya que esta Svartpilen se “siente” y propone una experiencia de disfrute diferente en el uso cotidiano urbano.

A favor

Diseño atrevido y vanguardista

Parte ciclo

Neumáticos mixtos

En contra

Sin balizas

Radio de giro

Instrumental con caracteres pequeños

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Husqvarna

MODELO: Svartpilen 401

Como dije, la Svartpilen es una moto para disfrutar en solitario, ya que por su diseño compacto solo le será posible viajar cómodamente a dos ocupantes de contextura media-baja. Estando solo, recibe sin problemas a cualquier talla de piloto. Solo hay que tener en cuenta que los 835 mm que separan el asiento del suelo podrían llegar a complicar a los más bajitos. Las formas audaces del tanque y su “falsa” continuidad por debajo del asiento son una seña indiscutida de identidad del modelo. Los 9,5 lts de capacidad no ayudan a la autonomía, más que nada si tenemos en cuenta que el brío de su motor nos alienta constantemente a tener un manejo “alegre”. El tapón de llenado, construido en aluminio, se destaca por lucir el logotipo grabado de Husqvarna.

Conseguir la cotización LA MOTO de la Svartpilen 401

Una particularidad para aprovechar los pocos espacios que brinda un conjunto tan compacto es la parrilla portaequipajes de serie, que permite el transporte de pequeños bultos para una mayor comodidad. Sin embargo, el gran acierto de diseño de esta moto son sus neumáticos de uso mixto montados en llantas de rayos cruzados de 17”. Estos le otorgan un aspecto de robustez total y nos permiten ciertas licencias a la hora de encarar los distintos obstáculos que nos presenta el agresivo asfalto urbano. En consonancia con esa dualidad que ostentan los cauchos, se montó un protector de bajos. En ambos trenes rodantes podemos observar guardabarros rasantes y de cortísimo voladizo. El trasero es de montaje suspendido y sobre él se fijan la chapa-patente y los minimalistas intermitentes.

Ponerse a sus mandos es toda una experiencia y debo reconocer que la primera vez resulta “chocante” su particular y ya comentada ergonomía. Frente a nosotros observamos un instrumental completamente digital alojado en un cuadrante redondo, que emula uno de tipo monoesfera de tiempos pasados. La data ofrecida no merece crítica alguna, ya que cuenta con todo lo necesario y más. Sin embargo, los caracteres muy pequeños y para observar el instrumental hay que bajar demasiado la vista y dejar de mirar el camino. No sé si criticar esto porque luego de varios días de usar la moto y de ir comprendiendo su concepto, entiendo que los ingenieros quisieron que el piloto solo tenga enfrente el camino y nada más. Es discutible, claro. El manillar tipo “off-road” sorprende por su ancho y puntas abiertas, anclado sobre una pletina de dirección de aluminio forjado donde se puede leer en relieve el nombre del modelo.

El radio de giro no es su punto más fuerte y hay que tenerlo en cuenta en espacios reducidos. Los comandos en las piñas son de correcto tacto y funcionamiento, con iluminación en los indicadores. Sin interruptor de balizas, ya todas deberían traerlo y más una moto de esta categoría y de uso urbano. Respecto a los espejos, son redondos como manda el diseño y de generoso tamaño, pero deberían sobresalir un poco más para brindar una visión completa y no reflejar parte de nuestros brazos. De todos modos, hay que reconocer que si sobresalieran más, dado el ancho del manillar sería un problema para manejarse entre el tráfico.

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior
  • Capacidad de baúl