Gilera VC650 Spectra

MARCA: Gilera

MODELO: VC650 Spectra

Hace dos años atrás, durante una visita a la planta de Gilera en la localidad bonaerense de Carlos Spegazzini, pudimos ver una serie prototipos. Se estaba evaluando viabilidad de comercializar estas motos en nuestro país. Entre ellas había trails, scooters (algunos modelos que hoy vemos en la calle con otro logo en sus laterales) y una naked de porte muy llamativo. Me subí para “probármela” y le pregunté al responsable de marketing de aquel momento por esta interesante naked, pero el “secreto de sumario” era casi total.

Corrió bastante agua bajo el puente y hoy hay regulaciones que hacen posible que las marcas se animen a incursionar en segmentos de mayor cilindrada. En este contexto, la VC650 Spectra ha visto finalmente la luz. Toda esta intro no es vano y explica un poco lo que significa este modelo para la marca. Se trata de la primera “moto grande” que la firma incorpora a su line up. Probablemente, será la brújula que le marque a Gilera para dónde apuntar en segmentos inexplorados y poder posicionar la marca en otro nivel.

A favor

Ergonomía general

Eficiencia de las suspensiones

Respuesta de los frenos

En contra

Instrumental y comandos

Vibraciones sobre las 4.000 rpm

Sonido del escape

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Gilera

MODELO: VC650 Spectra

El asiento es de una pieza de dos niveles bien diferenciados, de aceptable mullido y forrado en tapizado antideslizante. Si bien se trata de una naked de dimensiones compactas, es bastante amable en cuanto al tamaño de la plaza del acompañante, que también cuenta con un robusto juego de asas. Sin embargo, no podemos decir lo mismo de la ubicación de los pedalines del segundo a bordo que, como en la mayoría de las naked, se encuentran bastante altos y obligan a flexionar demasiado las rodillas. El colín se descuelga con un diseño minimalista, con el faro led integrado a las líneas del mismo. Escueto portapatente que monta intermitentes de igual tecnología.

Al montar la Spectra, la sensación de manejo es buena y la posición muy descansada. Esto la convierte en una opción más que válida para los traslados diarios. Pedalines levemente retrasados, piernas bien integradas al conjunto, espalda erguida y brazos que encuentran de manera muy natural al ancho y grueso manillar. ¿El instrumental? No se condice para nada ni por diseño, ni por calidad ni por la información que ofrece para una moto de este segmento. Es mixto, con los testigos luminosos muy desperdigados, con una pequeña esfera para el tacómetro acompañada por un display que informa velocidad, consumo instantáneo (de dudosa utilidad), odómetro total y parcial. Imperdonable la falta de un medidor de nivel de combustible (posee solo un testigo de reserva), temperatura de refrigerante e indicador de marcha engranada. Seguramente es un punto el cual la marca revisará en una segunda versión del modelo. Algo similar pasa con los comandos en las piñas, que no pueden disimular su origen “low cost”. Agradables y de buen tacto las manijas de embrague y freno (esta última con regulación en distancia). Los espejos ofrecen una rápida y sencilla regulación gracias a unos brazos soporte lo suficientemente largos.

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior
  • Capacidad de baúl