Kymco X-Town 250i

MARCA: Kymco

MODELO: X-Town 250i

Quienes transitamos a diario por la ciudad no podemos dejar de advertir el incremento en la cantidad de motos que circulan. Además de los usuarios que la utilizan como su principal herramienta de trabajo, estamos también los que elegimos la moto como medio de transporte cotidiano. En este contexto se observa una creciente valoración del scooter, sobre todo en lo que respecta a las grandes ciudades. Jóvenes y adultos, así como también señoritas muy coquetas están eligiendo al scooter para lidiar con el caos de la city de manera cómoda, económica y sencilla. Es ahí donde entra en escena Kymco, con un line-up cada día más completo que brinda la opción justa, siempre de calidad, contemplando las necesidades y presupuesto del usuario en cuestión. Así podemos encontrar en sus concesionarios desde el económico Agility 125 hasta el sofisticado y deportivo AK550.

Amplio

El protagonista de estas páginas viene a ubicarse en la gama media/media-alta ofrecida en nuestro país por la marca taiwanesa como una opción de carrocería grande con una mecánica monocilíndrica de cuarto de litro. Si hablamos de dimensiones, un dato que habla por sí mismo de su amplitud es que tiene solo un centímetro menos de distancia entre ejes que el Downtown. Ya que mencionamos al veterano pero aún vigente Downtown (¿tendremos su renovación?), diremos que vamos a encontrar muchos puntos en común entre ambos en lo relativo a espacio, ergonomía y comodidad.

 

A favor

Calidad general

Confort de marcha

Protección aerodinámica

En contra

Sin freno de estacionamiento

Vibraciones a más de 6.500 rpm

Asiento ancho en parte delantera

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Kymco

MODELO: X-Town 250i

Debajo del amplio asiento de niveles bien definidos y con apoyo lumbar para el piloto caben sin problemas dos cascos y algún otro objeto más, como el traje de lluvia y los guantes. Al mismo se accede mediante el tambor de arranque y como corresponde incluye amortiguador hidráulico para su apertura y luz de cortesía. Nobleza obliga, debemos mencionar que la apertura podría ser más generosa para evitar que nos metamos prácticamente adentro si debemos alcanzar algo alojado en el fondo del espacio debajo del asiento.

Leyendo la ficha, nos entusiasmaron los solo 760 mm de altura asiento-suelo. No vamos a decir que nos engañaron porque en definitiva es real esa cota, pero lo ancho del asiento incluso en su parte delantera hace que separemos mucho las piernas al momento de las detenciones con la consecuente “puntita del pie” para alcanzar el piso. A tener en cuenta este detalle. Por lo demás, muy amplio y bien mullido para ambos ocupantes. Firme y seguro agarre brindan las asas compuesta por una robusta pieza que integra la parrilla trasera a la que llegado el caso podemos adaptarle un baúl del tipo top case. Para terminar con la plaza del pasajero, debemos mencionar que sus pies descansarán sobre unos pedalines retractiles con superficie de goma que resultaron bastante más cómodos de lo que pensábamos. Por su parte el piloto cuenta con una plataforma de dos niveles, que no está lo suficientemente inclinada como para poder estirar las piernas.

En el medio y justo por delante del asiento se accede a la boca de llenado del tanque que se esconde debajo de una tapa plástica. Como única guantera ofrece un espacio con tapa, pero sin cerradura de correcta capacidad con toma de carga USB incluida.

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior