BMW G 310 R

MARCA: BMW

MODELO: G 310 R

Hasta hace una década atrás nadie hubiese imaginado que una monocilíndrica de 300 cc fabricada fuera de las fronteras de Alemania podría formar parte del line-up de una marca Premium como BMW. Como tampoco, y por dar un ejemplo, que BMW crearía una superbike que de inmediato se posicionaría como referente de su segmento (la S 1000 RR) o que se la marca germana se aliaría con otra para crear su primer scooter (Kymco).

En un mundo globalizado las marcas deben segmentarse y ofrecer la mayor cantidad de productos posibles sin descuidar su ADN. De este modo, pueden satisfacer a usuarios muy dispares en cuanto a gustos como a necesidades y presupuestos sin ceder mercado y manteniendo la marca vigente. Hay muchos otros factores para analizar, pero esta tendencia de marcas Premium que apuestan a los segmentos bajos ya comenzó hace un tiempito y poco a poco se van sumando más fabricantes.

Analicemos esta interesante naked que se instala en el nutrido y competitivo segmento de las 300 cc que también dispone de su versión GS para los de espíritu más aventurero. Bajo un convenio celebrado con TVS, la G 310 R se fabrica para todo el mundo en la India, siempre atendiendo a los rigurosos estándares de calidad germanos. En este punto me quiero detener, ya que por percepción de calidad se ubica en lo más alto del segmento, con acabados y terminaciones que justifican su pedigrí Premium. Algo muy lógico porque quien contemple a la 310 como opción de compra es un usuario exigente en este aspecto. ¿Quiénes serían estos posibles usuarios? Aquellos que aspiren ingresar a la marca, usuarios de la marca que quieran destinar sus maxitrails solo para travesías y necesiten una moto para el día a día, y también los que vengan de cilindradas menores y busquen en la 310 su próxima moto. Lo pueden poner en el orden que les parezca, pero esos serían los distintos perfiles de usuarios para esta naked.

A favor

Diseño

Calidad general

Eficiente parte ciclo

En contra

Vibraciones a velocidad crucero

Faro delantero halógeno

Tapa del tanque

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: BMW

MODELO: G 310 R

En lo que a iluminación respecta adelante monta un faro halógeno (por su condición podría montar un full led) de correcto desempeño. Atrás la tecnología led se hace presente en un faro de acrílico transparente ya visto en otros modelos de la marca. Una quilla inferior de plástico negro colabora dándole una terminación más lograda y deportiva.

Una particularidad del modelo, que estéticamente suma ya que no se ve el colector de escape pasar por debajo, es que su motor se encuentra “invertido”, inclinado hacia atrás con la admisión por adelante y el escape por atrás. Dinámicamente este giro de 180 grados tiene incidencia directa porque baja el centro de gravedad y lo desplaza hacia la rueda delantera. Asemejándose con otros productos de la marca que poseen el silenciador de escape fabricado íntegramente en acero inoxidable, la 310 luce tapa final y protector antiquemaduras de este mismo material para recubrirlo en buena medida.

Salvo alguna excepción, las 300 son monturas que se adaptan muy bien a un amplio abanico de pilotos. Quien se ponga a los mandos de la G 310 R advertirá de inmediato la ligereza de un conjunto concebido para moverse en la ciudad. La ergonomía es un aspecto que se cuidó al máximo en el diseño de esta naked, que satisface tanto a los de talla alta como a los de baja. Las estudiadas formas del tanque reciben cómodamente nuestras piernas en pos de la manejabilidad, pero sus escasos 11 litros de capacidad penalizan la autonomía.

Bajo la misma receta se diseñó el asiento que no es “súper” generoso de tamaño, pero ofrece buen mullido para ambos ocupantes. El asiento es justamente uno de los responsables de la diversidad de tallas de pilotos admitidas por esta 310, ya que podremos optar al momento de la compra por los 785 mm del asiento standard, los 760 mm del bajo o los 815 mm del confort. Pedalines con superficie de contacto de goma solo para el piloto y un juego de asas de aluminio de buen agarre para el pasajero. Cabe señalar que la 310 no ofrece la plaza más confortable del segmento para el acompañante debido a lo compacto de su diseño. No obstante, es suficiente para los traslados urbanos. Montado sobre ella continúa esa sensación de producto Premium, con unos comandos que por tacto, tamaño y funcionamiento juegan en otra liga. De lo mejor de la categoría al que solo le falta un interruptor de balizas.

Sin descollar, pero con mucha data y fácil de leer resultó el instrumental 100% digital. Velocidad, tacómetro, nivel de combustible, marcha engranada, temperatura de refrigerante, hora/fecha, odómetro con dos trips, consumo promedio e instantáneo y rango son todos los parámetros ofrecidos por un display que no merece críticas. El ancho manillar y su altura reciben cómodamente los brazos del piloto además de facilitar el dominio de la moto. Respecto de los espejos, se logra una visibilidad decente, pero a costa de ver parte de nuestros antebrazos reflejados.

 

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior
  • Capacidad de baúl