Hero Dash

MARCA: Hero

MODELO: Dash

El Centro de Innovación y Tecnología de la marca india desarrolló el scooter Dash hace dos años, un modelo que en ese momento obtuvo numerosos premios en su tierra natal. Para nosotros, hoy es uno de los cuatro productos con que Hero desembarca en nuestro país, los cuatro comparten un tridente de cualidades que sin duda serán su ancho de espadas: sencillez, confiabilidad y robustez. Eso sí, a no confundir sencillez con baja calidad, ya que las Hero que pudimos probar contaban con una satisfactoria calidad de materiales y un mejor ensamble (nacional, recordemos).

A favor

Diseño general

Materiales y ensamble

Detalles de equipamiento

En contra

Sin guantera

Pedalines pasajero duros

Freno delantero a tambor

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: Hero

MODELO: Dash

Una vez sentados a los mandos del Dash sorprende el nivel de confort, sobre todo en cuanto a espacio para las piernas y protección de las mismas, que resultan más que suficientes para un piloto de talla media y algo más también. No obstante, cualquiera sea la talla y el género del piloto, podrá pisar con ambos pies de forma segura. El asiento es cómodo para los traslados urbanos que realizaremos, forrado en tela antideslizante y de un tamaño suficiente para viajar eventualmente en compañía. Los pedalines para ese acompañante son retractiles y algo duros para su despliegue.

Completo y de rápida y fácil lectura es el instrumental mixto que se destaca por el velocímetro analógico de grandes caracteres. A su derecha se ubica una pantalla digital que informa el nivel de combustible, trip de viaje, odómetro total y un ícono de una herramienta que anuncia la proximidad del service. Solo se echa de menos un reloj horario. Acompañan los testigos luminosos de intermitentes y el de luz alta/cruce.

El asa de sujeción es de una sola pieza, de aspecto robusto y acabado en el mismo color de la moto. No posee parrilla portaequipaje por lo que habrá que ingeniárselas para, en el caso de ser necesario, atar algún bulto a la mencionada asa. El faro posterior es quizá lo que más “ruido” nos causó en el diseño de este scooter, ya que da la sensación de antiguo y no se fusiona armoniosamente con el resto. Totalmente halógeno, en un solo artefacto integra los intermitentes y las luces de posición y stop, todo bajo un acrílico transparente. No pasa desapercibido, pero sin llegar a ser grosero, el protector plástico que recubre integralmente el silenciador de escape.

Los comandos son de calidad acorde al producto, de buen tacto y funcionamiento. Un detalle exclusivo del Dash es la traba en la manija de freno trasero (parecida a la de algunos cuatris), que oficia de manera efectiva como freno de estacionamiento. Se trata de un accesorio muy simple en su concepción, pero de muchísima utilidad. Por su parte, los espejos (de bonito diseño en su cara frontal) son fáciles de regular y logran una acertada visión de lo que sucede a nuestras espaldas.

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior
  • Capacidad de baúl