BMW F 750 GS

MARCA: BMW

MODELO: F 750 GS

Aunque la llegada de la pequeña G 310 GS suponga la entrada de gama a la familia GS, la F 700 GS es (porque aún aparece en el catálogo local de la marca) realmente el punto de partida de la saga de maxitrails de la firma germana. Con abultadas cifras de ventas a nivel global desde sus lanzamientos, las F 700 y 800 debieron sufrir un profundo cambio generacional para poder hacer frente a rivales de segmento más potentes y de mayor electrónica aplicada. Con mucho atino, el fabricante alemán decidió basar sus nuevos dos modelos, las 750 y 850, sobre una misma plataforma mecánica y de chasis. Con este concepto, la 750 se vio muy beneficiada, ya que sobre un conjunto más liviano y de menor porte, incorpora un impulsor moderno y más potente, mayor tecnología, más comodidad para sus ocupantes y un comportamiento off-road que permite eventuales incursiones fuera de la cinta asfáltica. No en vano luce orgullosa y bien grande la sigla GS en sus tapas laterales.

Lo que me pareció más destacable de esta F 750 GS es que aquellos que necesiten una moto para cubrir grandes distancias en las que el factor común sea transitar por asfalto, con este modelo no necesitan pegar el salto a la 850. Creo que esto sí pasaba con la anterior generación de 700 y 800, que obligaban al usuario a adquirir una moto más alta y pesada, y preparada para otro tipo de condiciones, que muchas veces este perfil de usuario no requería. Es por esto que esta nueva “siete y medio” me parece una moto más completa y polivalente, pensada para satisfacer a pilotos que se sienten a gusto en estas cilindradas medias, ya sea por sus habilidades o por sus necesidades reales. Menos es más, y en las motos esta gran frase también aplica.

 

A favor

Prestaciones del nuevo motor

Gran polivalencia

Funcionamiento de suspensiones

En contra

Parabrisas pequeño y sin regulación

Peso en parado

Control de tracción debería ser de serie

CALIFICACIÓN
1
  • Seguridad
  • Vida a Bordo
  • Performance
  • Manejo
  • Performance
TOTAL

MARCA: BMW

MODELO: F 750 GS

El parabrisas de serie, aunque desvía más de lo que parece, resulta claramente inadecuado para una montura de estas características y no cuenta con ningún tipo de regulación en altura. Aunque siempre BMW dispone de un vasto catálogo de accesorios, un parabrisas de mayores dimensiones debería ser de serie en esta 750. Como dato referente a la protección aerodinámica, las tapas laterales del tanque gracias a sus formas protegen y acoplan al conjunto de manera impecable a nuestras piernas.

El asiento, por su parte, ganó en la comodidad ofrecida para sus ocupantes, con un tamaño y mullido más generoso. La distancia al suelo varía de acuerdo al asiento solicitado (790 mm el bajo, 815 mm el estándar y 830 mm para el confort). Al margen de esto, la moto cuenta con una estrechez considerable entre asiento y depósito, permitiéndole así llegar al suelo con ambas plantas de los pies a casi cualquier talla de piloto. Otros detalles que hablan de las capacidades y cualidades de esta moto para viajar son el sistema de acople rápido para maletas laterales integrado en el colín y la robusta parrilla trasera que se vincula directamente con las asas de sujeción. Como ya mencionamos, nuestra unidad disponía de buena parte de los accesorios incluidos en el catálogo para esta moto, como por ejemplo las defensas laterales de motor, un robusto cubre cárter y algunos otros que detallaremos oportunamente. Como corresponde, el caballete central es de serie.

Es un conjunto de cosas lo que da como resultado que esta 750 sea “más GS que nunca”. Pero son en definitiva las suspensiones lo que le permiten a esta moto ciertas licencias a la hora de salirse del camino pavimentado. Adelante la horquilla convencional de 41 mm y sin ajustes no dice mucho en su apariencia, pero su funcionamiento es destacable en asfaltos parejos y rápidos, donde la ayuda brindada por el amortiguador de dirección se traduce en un gran aplomo a elevadas velocidades.

En terrenos más “ásperos” su configuración le permite transitar con solvencia las imperfecciones y los obstáculos que se presenten, siempre y cuando no olvidemos que se trata de una moto de corte asfáltico. Atrás contamos con el asistente de suspensión Dynamic ESA (opcional), que nos permite regular la precarga a golpe de botón según vayamos solos, con acompañante o con acompañante y equipaje.

Esta suspensión semiactiva detecta la distancia y la velocidad del movimiento vertical de alineación de la rueda por medio de un sensor del recorrido de la amortiguación y utiliza diversos parámetros relativos a la parte trasera para ajustar automáticamente la amortiguación a las distintas situaciones. Por otro lado, el sistema Dynamic ESA puede establecer comunicaciones a través de otros sistemas de control como el ABS y el Control Automático de Estabilidad ASC. Además, las configuraciones básicas del sistema Dynamic ESA están vinculadas a los modos de conducción “Rain”, “Road”, “Dynamic” y “Enduro”, que el piloto puede seleccionar simplemente pulsando un botón.

En cada modo de conducción se asigna una configuración de amortiguación al piloto según las recomendaciones de los expertos de BMW Motorrad. Un aspecto que contribuye a la agilidad y a esa dualidad de uso que permite la 750 es la medida de sus neumáticos Michelin de 19 pulgadas adelante y 17 atrás con pisada de 150, siempre sobre livianas llantas de aleación, que marcan las preferencias asfálticas del modelo.

Los frenos Brembo son toda una carta de intención de poder y confiablidad. Con un sistema íntegramente conexionado con flexibles mayados de acero, se asegura el adecuado funcionamiento de la última versión del BMW Motorrad ABS de serie, con posibilidad de desconexión. Esto último se agradece en caminos de tierra/ ripio. Adelante monta un doble disco de 305 mm con pinzas de doble pistón, mientras que el eje trasero se detiene mediante un disco de 265 mm mordido por una pinza monopistón.

 

VIDA A BORDO
1
  • Posicion de manejo
  • Asientos delanteros
  • Asientos traseros
  • Espacio interior